Quiénes somos

En Verónica Piraíno sabemos que la piedra es igual a un corazón repleto de determinación y fuerza, de aquella que se requiere para llevar adelante una pieza de joyería que alcanza y roza el arte, eso es lo que somos en Verónica Piraíno: Materia y material, cada cosa desarrollada en nuestro taller -nuestro corazón - es un objeto precioso, cargado de espiritualidad, delicadeza y personalidad, y la razón es muy simple, todo lo que creamos, desde la joya más grande, potente y expresiva, hasta la más pequeña y fina, está diseñada con amor, ahí se esconde nuestro secreto: el Amor por lo que hacemos y el amor por quién usará nuestras joyas.

Las piedras son místicas, las piedras están cargadas de energía, las piedras son la base, el fundamento y el cimiento. La piedra es nuestra materia prima y es roca poderosa desde su centro hasta la superficie. Cada joya que integra el universo de Verónica Piraíno tiene elementos de la naturaleza, desde lo más salvaje hasta lo más sutil, porque ella es quien nos entrega las herramientas, nosotros únicamente la escuchamos y nos dejamos llevar por la intuición.

Observar cómo un objeto se transforma en una joya, está lejos de ser un proceso lineal, a medida que vamos mezclando elementos y materiales, aparecen nuevos caminos y nuevas ideas, nada es rígido y estático, lo mágico se pronuncia como un acontecimiento imprevisible y aparece eso que en Verónica Piraíno llamamos la Alquimia, la transformación.

Cada pieza, cada joya, cada diseño de Verónica Piraíno, es una delicada obra cuidadosamente trabajada con pasión y corazón , en un comienzo,  antes de ser ensambladas con materiales desmembrados, pero una vez unidos adquieren un nuevo sentido, toman cuerpo, cobran vida y se transforman en joyas de una belleza única, de eso se trata nuestro proceso alquímico.

Veronica Piraino